domingo , 4 diciembre 2022
Inicio » Local » Manuel Cámara se despide del público y de sus músicos como director de la Banda de Música de Bailén.

Manuel Cámara se despide del público y de sus músicos como director de la Banda de Música de Bailén.

El día 25 de Diciembre, como es tradicional, tenía lugar la celebración del Gran Concierto Extraordinario de Navidad en la Casa de la Cultura  a las 8 de la tarde. Un público fiel y entregado completaba el salón de actos para escuchar obras tan populares como Un día en Viena, Leyendas en los Bosques de Viena, El Principe Igor, La máquina de Escribir y otras  sin faltar un villancico andaluz al son de Los Campanilleros  y la marcha Radetzky.

Cabe destacar la extraordinaria afianación y sonoridad  de la banda y la destacada intervención de los solistas como María Luisa Núñez al oboe  o Amadora Mercado al Clarinete, sorprendiendo a todos la ejecución magistral de los trompetas Francisco Cámara, José Luis Rueda y Luis F. Márquez en la obra de Anderson «La Fiesta de las Trompetas». Toñi Ronquillo, sorprendió al respetable con su chorro de voz en la interpretación de Los Campanilleros acompañada de un guitarrista flamenco y la banda entera.

El aire flamenco a la noche lo puso la familia de Blas Carmona de la Peña Flamenca el Puchero de Bailén que interpretaron villancicos populares andaluces y flamencos.

El punto humoristico llegaba de la mano de Luis J Rusillo, a modo de funcionario despistado que llevaría la parte de sonidos mecanográficos con su vieja máquina de escribir acompañando el tema de Leroy Anderson .
El la atmósfera flotaban aires de despedida; Era el ultimo acto público en el que Manuel Padilla, director de la Banda aparecía como conductor de esta agrupación musical de tanta solera. Un director que ha llevado a la banda a  altas cotas de nivel y calidad y ha hecho siempre gala de su profesionalidad y cercanía al público de Bailén. Así, casi al final del concierto, el director se dirigió al público para pedirle que siguiera apoyando la banda como hasta ahora, mostrando una gran serenidad y aplomo en sus palabras. Los aplausos fueron cálidos y prolongados  no exentos de emoción y respeto.

illo

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.