Saturday , 23 September 2017
Home » Comarca » El paro y la falta de oportunidades laborales rebajan la población en 6.315 habitantes en Jaén.

El paro y la falta de oportunidades laborales rebajan la población en 6.315 habitantes en Jaén.

La percepción de la realidad no coincide en muchas ocasiones con esa misma realidad.Les pondré un ejemplo. El hecho de los bares estuvieran a reventar la semana pasada no significa, por ejemplo, que se haya superado la crisis. ¿Negatividad?, ¿ganas de fastidiar? No. Y de eso, de recordarnos cómo están las cosas, ya se encargan organismos como el Instituto Nacional de Estadística, que todos los días publica algún datito que da mucho que hablar. Sin ir más lejos, ‘colgó’ uno de ellos. Según el INE, cuyos informes tienen siempre carácter oficial, Jaén perdió la friolera de 6.315 habitantes el año pasado. Esto es malo se mire por donde se mire. No por el hecho de que la diferencia entre las bajas y las altas en el padrón sea tan negativa –en los últimos años también habíamos retrocedido, pero no de una forma tan acusada–, sino por las circunstancias que nos han conducido hasta este punto. La gente se va de Jaén sencillamente porque no tiene sustento.

El mejor indicador

Así es. Olvídense de la evolución de la balanza de pagos, el riesgo país, la evolución del Producto Interior Bruto a precios de mercado… El mejor indicador de ‘la cosa’ económica es un refrán que dice que ‘uno no es de donde nace, sino de donde pace’. Y ahora recuerden un porcentaje, cuarenta por ciento. Esa fue la tasa de desempleo que tuvo la provincia durante todo el año 2013, hasta que llegó la campaña de recolección de la aceituna –récord de producción en Jaén, con casi 740.000 toneladas–, y el índice disminuyó cuatro puntos. Sí, según la Encuesta de Población Activa, Jaén estuvo nueve meses consecutivos con un nivel de paro propio del subdesarrollo. ¿Moraleja? La gente se va porque no tiene trabajo y –lo que es más preocupante– porque tampoco tiene expectativas de encontrarlo. Pues eso, que Jaén contabilizaba 664.916 residentes en 2012 y que 2013 se cerró con una bajada de casi el uno por ciento, hasta 664.916. Éstas son las grandes magnitudes. La letra pequeña resulta igualmente relevante. Han hecho las maletas más nacionales (la diferencia entre los que vienen y se van es de -2.826) que extranjeros (-2.489), pero en términos relativos la ‘sangría’ es mucho más evidente entre estos segundos, ya que son muchos menos (22.392 inmigrantes viviendo en Jaén frente a 642.524 españoles).

Y es que la principal clave para entender todo lo que está ocurriendo –además del referido cuarenta por ciento– son los movimientos migratorios. La otra gran variable que debería influir en esta estadística, el crecimiento vegetativo, parece más o menos controlada. A expensas de conocer el saldo final del curso anterior, los resultados del tercer trimestre sí eran algo más esperanzadores. En el periodo comprendido entre julio y septiembre se computaron, según el Instituto de Estadística de Andalucía, 1.374 nacimientos en Jaén frente a 1.364 defunciones. La resta nos da un más diez. Una variación positiva que parece escasa –realmente lo es–, pero que sí es relevante al suponer un cambio de tendencia respecto a trimestres anteriores. A pesar de ello, la tasa de natalidad sigue fluctuando en mínimos por las razones anteriormente descritas.

articulo de JORGE PASTOR-IDEAL(JAÉN) MAPA-JAEN-Y-GENTE

banner horizontal gafas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*